miércoles, 18 de febrero de 2009

Sobre estos días...


Son en estos días, en los que nada fluye, que me siento frente al teclado y empiezo a escribir lo primero que se me ocurre, y dos renglones después me doy cuenta de que no sirve, y dejo espacios sobre la misma hoja para volver a empezar. Y empiezo a escribir otra idea, y se vuelve a antojar inservible y vuelvo a dejar espacios. Y así lleno páginas y páginas de ideas sueltas, inconexas y sin sentido. Pero no borro nada. Todo lo guardo como testigo de mi fracaso, porque en estos días todo es fracaso. Y son estos días los más tristes, pues es cuando desaparezco, cuando no soy nada.
Y es que en estos días sólo hay ciclos, y se empieza y se siente y se medita y todo se acaba; y el tiempo se repite y todo vuelve a empezar. Y a veces marea. Y no se cuantas veces habré pasado por aquí y no se cuantas veces más pasaré. Y todo esto se siente como siglos y siglos de volver a empezar. Y entre principio y fin todo es igual: inicio, meseta, caida; inicio, meseta, caida. No hay más. Quizás es sólo una percepción ridícula de mi vida y de mi tiempo y de todo lo que me rodea. Pero no importa, pues en estas días nada importa.
Y al final puedo escribir un sinnúmero de párrafos que empiecen con la frase Y al final, pero nunca hay final, pues de eso se tratan estos días: de escribir cadenas de letras que no terminan, de ahogarse sin tregua en la blancura de un papel que no existe, de caminar los mismos senderos, de reciclar las mismas ideas, de juntar párrafos escritos en tiempos distintos por todas esas personas/máscaras que he sido a lo largo de mi vida: parafrasearme y decir que el día no acaba, o acaba en un crepúsculo infinito y acto seguido hablar del amor como una fractura, y con esto unir dos fracasos que tiene diez años de distancia. Y NO IMPORTA, pues en estos días nada importa.
Y sólo existen estos días, que caen como dadaísmo al alma, que siguen pasando sin avanzar, y que sólo me mantienen creyendo que al final, y sólo muy al final, estos días dejarán de ser estos días...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanto esta entrada, en cierta forma yo tambien escribo y escribo, solo qué yo lo hago con la finalidad de algún día poder lograr escribir algo verdaderamente relevante que se quede no unicamente en un papel sino que tambien plasmen las ideas en los corazones, que se yo, simplemente me encanto tu escrito...

lgonzali dijo...

Todo lo que uno escribe es relevante... aunque no esté ni bien redactado, ni con palabras bonitas, ni nada...
Jajaja, y justamente, este es un escrito de impotencia: era necesario para romper ciertas rachas que de repente le dan a uno...