lunes, 23 de febrero de 2009

Máscaras

Ella siempre dejaba la puerta entreabierta para que él, completamente enamorado, echara un vistazo mientras ella se cambiaba. El resultado nunca fue grato: eran siglos y siglos de espera, y al final, ella siempre terminaba cambiándose por otra.

3 comentarios:

beco dijo...

Muy bueno, yo lo hubiera tomado casi las mismas palabras para darle otro sentido completamente, lo dejar'ia as'i (no en af'an de corregir, sino de complementar):

Ella, completamente enamorada siempre dejaba la puerta entreabierta para que la viera cambiarse. 'El, harto de ver que siempre resultaba la misma no tuvo m'as remedio que dejarla.

lgonzali dijo...

Me gusta el cambio como complemento... En el original, él, el enamorado, sólo la quiere a ella, sin cambios... En el tuyo, ella, la enamorada, busca cambiar para complacerlo, pero no puede...

Y el ciclo se repite, una y otra y otra vez...

Me gusta, me gusta...

Cecilia dijo...

Qué tal!!!

A mi me gusta tal y como está...entreabriendo puertas y estrenando mascaras...

mmm...me gusta!!!!