miércoles, 11 de febrero de 2009

Cuento para dormir

Después de escuchar los mismos cuentos para dormir los últimos dos años, volteó a ver a su padre y le preguntó: ¿por qué disecaste a mamá cuando murió? El padre, sin pestañar, dijo: creo que ya es tiempo de que lo sepas, pero ella no es tu madre; y el niño nunca más la volvió a abrazar.
Moraleja: Uno nunca debería cansarse de escuchar los mismos cuentos para dormir.

2 comentarios:

Cecilia dijo...

Tu humor negro nunca desapareció jajaja!!!

lgonzali dijo...

Ni desaparecerá, jajaja