miércoles, 11 de febrero de 2009

Libertad de expresión

Cuando llegué a casa, mi pluma tendida sobre el escritorio sangraba tinta sobre una hoja de papel. Siempre supe que ella tenía la voluntad para expresarse por su cuenta y ahora sé que, con un poco de práctica, llegará el día en que logre escribir algo.

3 comentarios:

Cecilia dijo...

Ya escribía algo... Dejaba su interior plasmado en blanco.

...servirá sólo la voluntad para lograr algo?

lgonzali dijo...

Pero no está bien simplemente escupir el alma en el papel... Hay que hacerlo con cierto respeto... El papel también siente...

Y no creo que sólo baste la voluntad para lograr algo, pero si quieres lograr algo, al menos debes tener un poco de voluntad...

Anónimo dijo...

Se qué este es para mí ...aunque no me lo hayas dicho jaja se qué este es para mi ...gracias jaja =)

Sí ya he escito algunas cosas, creo qué voy mejorando...jajaja