jueves, 19 de marzo de 2009

Uno sobre las musas

Así como hay gente que canta mientras se baña, yo lo que hago es convertirme en personajes de novelas que algún día escribiré. Entre más excéntricos sean mejor. Ayer imaginé que era un tipo rudo con barba larga, canosa y trenzada, con aspecto de motociclista renegado, que le gustaba subirse a los balcones y saltar sobre las personas que pasaban mientras se golpeaba el pecho, ponía los ojos en blanco y recitaba oraciones paganas en latín.
Estoy consciente que mi actividad en la regadera puede llegar a ser peligrosa, especialmente para los vecinos de abajo que no saben porque empieza a haber grietas en el techo de su casa, pero no puedo evitarlo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hay mucho que leer jajajaja ya me los leere poco a poco xq nunca entiendo nada de lo que escribes y lo que entiendo lo entiendo mal xD Un beso :)

Cecilia dijo...

...mmm. Te quiero