martes, 8 de junio de 2010

En la vida, como en cualquier otro juego

«En la vida, como en cualquier otro juego, uno no debe tomarse las cosas tan a pecho», pensó. El globo aerostático ya estaba casi listo. Solo en la planicie repasaba que todos sus pendientes estuviesen en orden.
Estando todo listo emprendió el viaje. El cielo azul contrastaba con el verde del suelo, y él, como alguna vez sus ambiciones, volaba tan alto como las águilas. La diferencia es que él todavía no llegaba a la altura a la que sus ambiciones ya habían llegado: director de la compañía más grande, el hombre más rico del país, la esposa trofeo que cualquier hombre querría tener. Lo tenía casi todo, y a partir de mañana sería, además, laureado con el premio que había soñado obtener desde la infancia. Podía considerarse un hombre completo.
El sonido del altímetro del globo lo sacó de sus meditaciones: había llegado a la altura deseada. Se paró en la orilla de la canasta que lo contenía, y se despojó de los arneses de seguridad. «En la vida, como en cualquier otro juego, uno debe saber retirarse cuando aun se sigue ganando», pensó justo antes de lanzarse al vacío.

3 comentarios:

Víctor dijo...

Si lo cortas en "ganando" se entiende igual y gana en fuerza. Buen texto.

Un saludo, Luis.

carlos de la parra dijo...

Buen relato.
Y claro retrato de un deprimido que no entiende que la vida tiene contenidos que superan el triunfalismo.
Un tanto evocatorio del momento de Alejandro Magno llorando el no tener más que conquistar,a veces pienso que estamos plagados por personas con variantes de éstas patologías,quienes no han comprendido,que no hay que convertir la convivencia en un acto competitivo.

Pasa cuando gustes a visitar
http://www.themicrostories.blogspot.com

Luis Gonzalí dijo...

Carlos,

No dudo que la vida tenga un sinnúmeros de contenidos que la llenen de sentido.. El triunfalismo es uno, así como el espiritualismo, el existencialismo, el cristianismo, budismo, etc etc... Algún filósofo (cuyo nombre no recuerdo) decía que hay que tener cuidado con los "ismos". Yo digo que los "ismos" son los que le dan sentido a la existencia, y sea cual sea el "ismo" que escojas, si te funciona para seguir adelante, entonces es válido...
Saludos